Qué es y cómo hacer una lectura de Registros Akáshicos

Una lectura de Registros Akáshicos es una de las experiencias espirituales más potentes y enriquecedoras que existen. En este artículo te contaremos, con todo detalle, qué son las lecturas akáshicas y cómo puedes acceder a las Memorias de tu Alma, tanto de forma individual como a través de un lector profesional.

lectura de registros akashicos

¿Qué es una lectura de Registros Akáshicos?

Se entiende por lectura de Registros Akáshicos al proceso que nos permite acceder a la información almacenada en nuestro archivo akáshico.

Se trata de una experiencia sumamente valiosa, ya que ofrece información evolutiva directamente desde el Ákasha, que nos permite encontrar respuesta a cualquiera de nuestras consultas y preocupaciones.

¿Qué métodos se utilizan para abrir Registros Akáshicos?

Existen personas que tienen acceso a sus Registros Akáshicos a través de la hipnosis. Otras a través de la técnica de sanación conocida como Reiki. Y también hay quienes son capaces de acceder como consecuencia de otras formas de desarrollo de la conciencia. Sin embargo, lo más habitual es ingresar mediante la meditación, la respiración y la pronunciación de una oración de apertura.

En esta tradición, las personas encuentran su camino a los Registros a través de la luz y de las vibraciones sonoras de las palabras pronunciadas. Las diferentes oraciones que la gente ha desarrollado son como «rampas de acceso» que llevan a diferentes áreas de los RegistrosLinda Howe

Cualquiera de los caminos que nos llevan a mantener una relación consciente con los Registros Akáshicos son buenos y válidos. Lo más importante en cuanto al método es que se encuentre en sintonía con nosotros y nos permita experimentar las lecturas más efectivas posibles.

“Cualquier técnica que lleve a la persona a interiorizar a estar en contacto con su Esencia Divina la puede llevar a estar en contacto con nosotros”. Este mensaje fue canalizado desde los Registros Akáshicos por Hada Alicia Escobar Marciot y publicado en su libro “Mi Experiencia”.

Como sucede con cualquier otra actividad, acceder a los Registros Akáshicos por uno mismo es una habilidad que requiere cierto entrenamiento. Hay quienes desarrollan esta habilidad rápidamente y quienes necesitan practicarla con mayor dedicación.

De todas formas, no es necesario aprender a abrir los Registros Akáshicos para beneficiarse de esta fuente de sabiduría y sanación. También es posible asistir a una apertura akáshica con un lector profesional.

 Asistir a una lectura con un profesional es la opción más habitual entre aquellos que desean tener un primer acercamiento a sus Registros. 

Leer Registros Akáshicos con un profesional

Una consulta o sesión de Registros Akáshicos consiste en acudir a un especialista para que abra su archivo y le transmita la información que recibe. Esta persona, denominada “lector” debe tener la experiencia y competencia necesaria para hacerlo.

  • En estas sesiones, el lector es solo un canal que transmite la información sin juicios y sin críticas. De todas formas, cada uno imprime a la lectura su propia impronta personal. Por ejemplo: Algunas personas transmiten textualmente la información que reciben, mientras que otras explican con sus propias palabras aquellas imágenes que visualizan.
  • Las consultas pueden ser de forma presencial o a distancia. Actualmente muchas personas ofrecen una lectura de Registros Akáshicos online, ya sea por videoconferencia o correo electrónico.

Si deseas hacer una consulta con un lector, encontrarás infinidad de anuncios en páginas web y redes sociales. Solo te recomendamos elegir a alguien que tenga experiencia y trayectoria en la materia y que resuene contigo, es decir, que te genere una impresión agradable con la cual empatices.

¿Quién puede brindar una lectura de Registros Akáshicos?
Para realizar lecturas de Registros Akáshicos a otras personas es necesario que el lector haya realizado un trabajo sobre sí mismo, de lo contrario encontrará que sus propios bloqueos le impedirán transmitir la información que recibe de forma pura y libre de interferencias.

“Cuando se canaliza para otra persona lo ideal es hacerlo de la manera más limpia posible, es decir, sin teñir en exceso el proceso con los propios filtros y problemáticas personales, lo cual no quiere decir que la persona que hace la lectura o imparte una formación de Registros Akáshicos no tenga ningún problema o ningún aprendizaje que realizar, pero sí que debe ser una persona lo suficientemente trabajada a nivel personal como para poder tener un equilibrio mental y emocional que le permita apartarse lo más posible durante el proceso”, explica Santos Ávila Ruiz.

¿Cuál es el precio de una lectura de Registros Akáshicos?
El precio de una sesión de Registros Akáshicos es sumamente variable y depende de varios factores.

En primer lugar, depende del recorrido, la experiencia y la reputación que tenga el lector. Los lectores con mayor trayectoria: aquellos que brindan cursos, son oradores en conferencias y escriben libros, tienen una tarifa mucho más alta que quienes están dando sus primeros pasos.

También depende de la modalidad de la lectura. Tal como mencionamos, puede ser presencial o a distancia (videoconferencia o por correo electrónico), siendo la modalidad presencial la más costosa.

Y, por último, depende de la ubicación geográfica del lector y del cliente. Es sabido que los precios en España son más elevados que en Latinoamérica. Y, a la vez, existen diferencias entre los distintos países de Latinoamérica.

Considerando todos estos factores, una apertura de Registros Akáshicos oscila entre los 10 y los 150 dólares.

¿Es posible tener una lectura de Registros Akáshicos gratis?
Hay personas que han realizado cursos para aprender a realizar lecturas akáshicas y pueden estar deseosas de poner sus conocimientos en práctica y no pretenden una remuneración económica.

Si no tienes dinero para pagar una lectura con un experto y no se te da bien hacerte una auto-lectura, puedes ingresar en grupos de Facebook sobre esta temática y ponerte en contacto con personas que estén aprendiendo.


10 pasos para abrir tus Registros Akáshicos

Si prefieres acceder a los Registros Akáshicos por tus propios medios, puedes hacerlo. Todos podemos. Es algo que forma parte de nuestro derecho de nacimiento.

Se han escrito varios libros con instrucciones sobre cómo ingresar a los Registros Akáshicos y existen infinidad de cursos que enseñan a hacerlo.

lectura de registros akashicos

Aquí te contaremos el método que explica Linda Howe en su libro Cómo leer los Registros Akáshicos. De todas formas, no lo tomes como algo rígido ni definitivo. No existe un mecanismo único para hacerlo y lo que leerás a continuación es apenas una orientación. Puedes utilizar otros métodos y otras oraciones.

Horario

Elige una hora del día en la que puedas asegurarte de que nadie te interrumpa.

Ubicación

Siéntate cómodamente en un sillón o en un sofá, o acuéstate en la cama. Si tiendes a quedarse dormido fácilmente, siéntate.

Sonido

Puedes poner música de relajación, pero preferiblemente sin palabras (involuntariamente seguirías las palabras, perjudicando el resultado deseado).

Respiración y relajación

Una vez instalado, cierra los ojos y respira profundamente algunas veces. Luego no intentes controlar tu respiración, déjala fluir y despeja tu mente.

Conexión con la tierra

Para centrarte y arraigarte puedes utilizar la meditación del Pilar de Luz que sugiere Linda Howe. Esta meditación te introducirá en un estado de equilibrio razonable en tu interior y en tu entorno.

Ver Meditación del Pilar de Luz
Siéntese con las plantas de los pies en contacto con el suelo, y deje que la silla mantenga su espalda erguida y le sustente. Tome conciencia de dónde está y dónde está su cuerpo. Después, frótese las manos y comience a atraer energía desde el núcleo de la Tierra. Extráigala desde el mismo centro del planeta, a través de las plantas de los pies, y deje que recorra su cuerpo, que suba por sus piernas, ascendiendo por el tronco, hasta llegar al cuello y, aún más arriba, hasta la cavidad del cráneo. Sienta cómo la energía ejerce presión en las paredes internas de su cráneo.

Mientras sigue frotándose las manos, quizás perciba que la energía ha ido bajando por sus brazos hasta llegarle a las manos. Para entonces, deberá tener las manos calientes. Haga uso de ellas para limpiarse el aura, el campo de energía que rodea su cuerpo. Cepíllese físicamente el cuerpo, desprendiéndose de toda vibración que haya en usted o alrededor de usted que no sea suya. Envíe todas esas vibraciones a la tierra, para que las absorba y las transmute. Después, cuando haya terminado, pose las manos con las palmas hacia arriba sobre su regazo, o bien sobre los reposabrazos de la silla.

Ahora, tome conciencia de la infinitamente poderosa y amorosa fuente de Luz que está siempre ahí, flotando a unos 45 centímetros por encima de su cabeza. A medida que toma conciencia de ella, la Luz se activa más y más, y desprende algo parecido a una lluvia que cubre su cuerpo, por delante, por detrás y a ambos lados. La Luz limpia en usted o su alrededor todo cuanto pueda interferir con su capacidad para experimentar su propia bondad fundamental.

A medida que la Luz desciende desde la cabeza hasta los dedos de los pies, sentirá que se va acumulando en sus pies y que comienza a rebosar, creando una plataforma de Luz que le sustenta en este lugar, en este instante del tiempo. La Luz no le sujeta los pies, sino que les proporciona apoyo y sustento.

Después, la Luz comienza a llenar su campo de energía. Se trata de un espacio con forma de huevo que se extiende a su alrededor, alrededor de 45 centímetros en todas direcciones, hacia delante, hacia atrás y a ambos lados. La Luz comienza a llenar ese espacio, sube por sus tobillos, por las rodillas, por las caderas, recorriendo su cuerpo hasta los hombros y, más arriba, hasta la cabeza, de tal modo que se halla ahora sentado dentro de un pilar de Luz.

Tómese unos instantes para dejar que la Luz haga su trabajo en usted. En primer lugar, y gracias a sus propiedades magnéticas naturales, la Luz extraerá de usted todo aquello que no le sea de ayuda: cualquier dolor físico, cualquier tensión o angustia que se halle presente; cualquier turbulencia emocional, preocupación o caos; y de su mente, cualquier pensamiento que pueda estar intimidándole o haciéndole sentir mal. La Luz puede extraer todo eso de usted. Puede extraer cualquier cosa que esté interfiriendo desde dentro con su experiencia de la siempre presente paz interior. No necesita decirle a la Luz que haga eso. La Luz es una inteligencia infinita que sabe exactamente lo que usted necesita en este momento. Simplemente, deje que haga su trabajo.

Y mientras la Luz extrae de usted todo eso merced a su naturaleza magnética, sienta que, al mismo tiempo, y gracias a su naturaleza radiante, la Luz se irradia en su interior. Sienta cómo se irradia dentro de usted desde todos los ángulos posibles (por delante, por encima, por debajo), cómo atraviesa las fronteras de su piel, y sienta cómo la Luz se convierte exactamente en todo aquello que necesita; de tal modo que, si lo que necesita es coraje, la Luz se convierte en coraje. Quizás necesite usted consuelo; y la Luz se convertirá en consuelo. Ábrase y observe la Luz mientras se convierte en lo que usted necesita, mientras satisface cualquier necesidad que pueda tener en este momento. Tómese unos instantes para dejar que esto ocurra.

Llegado este momento, debería de estar en un estado de equilibrio razonable, listo o lista para seguir avanzando. Vuelva a situar su atención en este mismo instante.

No tienes que utilizar necesariamente esta meditación, puedes utilizar la que prefieras, siempre que puedas entrar en un estado relajado y de mente abierta, y que puedas darte suficiente tiempo para dejar que tu mente y energía se estabilicen.

Oración de Apertura

En este punto, puedes pronunciar alguna oración, como la Oración del Sendero de Linda Howe o simplemente puedes repetir mentalmente “Hago contacto con los Registros Akáshicos”, varias veces, lentamente, tratando de visualizar una luz blanca intensa que te envuelve. No fuerces, no intentes concentrarte con demasiada fuerza.

Preguntas

A partir de allí, siempre mentalmente, puedes hacer una pregunta. Asegúrate de permanecer en un estado abierto, receptivo y consciente, permitiendo que cualquier información que se presente entre en tu conciencia.

Las respuestas pueden llegar a través de imágenes, sonidos o ambos al mismo tiempo o también una voz que explica ciertas cosas en relación con la pregunta o solicitud. Aquí solo existen los límites que cada uno se establezca. Escucha tu voz interior y confía en su intuición tanto como sea posible.

Ten en cuenta que, durante todo el tiempo de la sesión, no duermes, siempre eres consciente de lo que te rodea (ruidos, olores, etc.). No intentes analizar o intelectualizar lo que obtienes, toma las cosas como son, incluso si parece exagerado o imposible. De cualquier manera, te darás cuenta de que no puedes distorsionar lo que has visto.

Calma

No intentes analizar o intelectualizar lo que obtienes, toma las cosas como son, incluso si parece exagerado o imposible. De cualquier manera, te darás cuenta de que no puedes distorsionar lo que has visto.

Cerrar los registros

Cuando estés listo, finaliza la sesión pronunciando la Oración de Clausura que incluye Linda Howe en la Oración del Sendero.

Tomar contacto con la tierra

Cuando «cerramos» los Registros, nuestra conciencia realiza una transición en su regreso a la perspectiva humana. Con el fin de no desorientarnos después de esta transición, es conveniente hacer algo que nos conecte con la tierra: beber un vaso de agua, lavarnos la cara, hacer alguna actividad doméstica, cualquier cosa que nos funcione bien y que encaje con nuestras circunstancias inmediatas. Lo que se busca con esto es llevar la conciencia de vuelta al presente y hacernos plenamente consciente del entorno.

Escribir lo sucedido

Tomate el tiempo de anotar la experiencia. Incluso si los resultados de las sesiones permanecen incrustados en tu mente. Describir la experiencia te puede permitir verificarla más adelante.

¿Cómo debería prepararme para leer mis Registros Akáshicos?

Para facilitar la conexión con el campo de conciencia akáshica y recibir información de la manera más clara y nítida posible te sugerimos que tomes en cuenta estas recomendaciones:

No consumir alcohol ni drogas de placer durante las 24 horas previas a la apertura de los Registros
Estas sustancias afectan nuestro campo de energía y distorsionan nuestra percepción, perjudicando la conexión con los Registros.
Utilizar tu nombre legal actual
Cada nombre tiene una vibración energética única, y es justamente esta vibración la que nos permite acceder a los Registros. Por este motivo, es importante utilizar el nombre que aparece en nuestros documentos legales, aunque no sea el nombre que empleamos a diario.

Si tienes alguna confusión al respecto, hazte la siguiente pregunta: «¿Con qué nombre me conocen en Hacienda (o como se llame el organismo de recaudación de impuestos en tu país)?»

Dedicar el tiempo suficiente para estar dentro de los Registros
Es importante dedicar el tiempo suficiente para que nuestra conciencia cambie por completo y se arraigue firmemente en el campo akáshico, especialmente cuando estamos comenzando a utilizar esta técnica. Una cantidad de tiempo adecuada puede variar entre quince minutos y una hora.
Cuando combinemos los Registros Akáshicos con otro sistema, honremos ambos métodos
Y, al revés, si las directrices y procedimientos de un sistema entran en conflicto con las directrices para la lectura de los Registros Akáshicos, no utilice nunca estos dos sistemas juntos.

Por ejemplo: si está considerando la posibilidad de abrir los Registros mientras participa en el Ritual Z, que requiere ingerir hongos alucinógenos. Pero usted sabe que no debe consumir drogas durante las veinticuatro horas previas a la apertura de sus Registros. Dado que los procedimientos del Ritual Z entran en conflicto con estas directrices, practique estos sistemas por separado. De este modo, honrará a ambos sistemas y los mantendrá en un estado puro y efectivo.

¿Qué va a pasar cuando abra mis Registros por primera vez?

Cuando pronuncies la Oración de Apertura vas a salir de tu habitual consciencia humana y vas a entrar en la conciencia universal divina.

Este cambio no va a ser algo dramático, y no va a acontecer ningún fenómeno extraño ni sensacional: no vas a hablar con otra voz, tus ojos no se van a volver del revés, ninguna entidad va a entrar en tu interior, ni vas a ir a ninguna parte durante el proceso.

Seguirás siendo igual que siempre y hablarás de la manera que sueles hacerlo. La única diferencia se hallará en lo que dirás, porque vas a recibir información desde el campo akáshico, que es una dimensión energética diferente.

No puedo acceder a mis Registros: ¿Qué estoy haciendo mal?

Así como es importante que sepas qué puede suceder cuando abras tus Registros por primera vez, también es importante que tengas presente que es muy probable que la primera vez no sientas nada o prácticamente nada.

abrir registros akashicos

Si tienes muchas expectativas o crees que los Registros deben verse o sentirse de cierta manera, es posible que te cueste más conectarte. En su lugar, trata de mantener la mente abierta a lo que aparezca a través de tus sentidos. Además, cuanto más medites en general, mejor sintonizado estarás para acceder a los Registros o realizar otras meditaciones específicas.

Por más que en los primeros intentos no sientas este cambio en la consciencia, puedes tener la seguridad que, al momento de decir «Los Registros, están ahora abiertos», ya te encuentras dentro de los Registros.

 Realmente, es así de simple. Solo tienes que pronunciar la Oración de manera consciente y con una intención deliberada, a partir de allí solo queda practicar cotidianamente para fortalecer tu percepción y tu conexión. 

Es importante tener en cuenta que incluso si crees que no pasó nada, debes anotar cualquier impresión o pensamiento que puedas haber tenido. La retrospectiva de esa situación puede revelar mucho más de lo que esperabas.

Con el tiempo, puedes acostumbrarte tanto a comunicarte con tus Guías espirituales que podrás hacerlo en un abrir y cerrar de ojos, incluso mientras haces malabares con otras cosas importantes.

Si te sientes nuevo e inexperto en estos temas, pero a la vez intrigado por saber, lo que es más importante que sepas es que: Ya lo sabes hacer, ya lo has hecho antes. Por eso estás leyendo este manuscrito, porque has tenido este contacto con nosotros y hay amor en esta relación. Ha llegado la hora de que se continúe con nuestro trabajo juntos de forma consciente ¡Bienvenido nuestro Bien Amado! (Mensaje canalizado desde los Registros Akáshicos por Hada Alicia Escobar) Marciot.

¿De qué manera se recibe la información?

En un primer momento es probable que recibamos información a través de un solo canal. Tal vez escuchemos palabras o veamos imágenes. Pero, tras ingresar una y otra vez a los Registros, seguramente se agudice nuestra percepción y podamos recibir los mensajes de cualquiera de estas maneras:  

Clariaudiencia

Quizás escuchemos palabras, frases o una larga disertación. Si te preguntas «a qué suenan» los Maestros, Profesores y Amados, como sería de esperar, «suenan» de un modo muy diferente de una lectura a otra: Hay veces que tienen un tono formal y otras veces suenan de un modo más informal. En ocasiones su tono es serio y en otras contiene un tinte de humor. A veces hablan con metáforas, y a veces lo hacen de forma literal. La información llega de la manera más adecuada en función del consultante.

Clarividencia

Quizás veamos con el ojo de la mente. Quizás veamos colores, auras o campos de energía, imágenes, símbolos o formas.

Clarisensación

Quizás experimentemos sensaciones emocionales o físicas, como hormigueos, agitación, frío o calor.

En caso de recibir una sensación desagradable, es importante reconocerla, saber que no se va a quedar allí durante mucho tiempo y que no puede hacernos daño. Demos las gracias por la información recibida y pidamos a los Maestros, Profesores y Amados que detengan esas sensaciones.

¿Qué preguntas puedo hacer en los Registros Akáshicos?

Tenemos un artículo específico sobre qué preguntas hacer en los Registros Akáshicos. Pero, en pocas palabras, los Registros pueden decirte cualquier cosa sobre cualquier tema. Esto no significa que te responderán todas las preguntas. Significa que, potencialmente, podrían hacerlo.

¿Tienes preguntas sobre tu salud? Les puedes preguntar ¿Quieres saber algo sobre tus relaciones con tus seres queridos, vivos o no? Se lo puedes preguntar ¿Deseas saber algo sobre tus vidas pasadas? Se lo puedes preguntar.

Si tienes preguntas sobre el viaje de tu alma, el propósito de la vida o el propósito del alma en esta vida, ellos pueden responder.

¿Necesitas tomar una decisión difícil y quieres un consejo? Pregúntales ¿Súper nervioso por un nuevo camino en la vida? También ¿Está realizando una tarea sencilla con la que necesitas ayuda? ¡Pregúntales!

¡En serio, los Guías Espirituales están ansiosos por ayudar! Están aquí con la intención específica de ayudar.

Lo que es aún más fascinante es que los Registros Akáshicos no solo pueden responder preguntas sobre tu vida actual, sino que también pueden responder preguntas sobre otras realidades potenciales u otras vidas que aún tienes que vivir en el futuro, además de las vidas paralelas que tenemos.

¿Cómo fortalecer la conexión con los Registros Akáshicos?

Para acceder a los niveles más sutiles de consciencia es necesario que desarrollemos más nuestras capacidades de clariaudiencia, clarividencia, clarisensibilidad y telepatía. Todos tenemos estas capacidades y de niños las usamos, pero con el paso del tiempo la glándula pineal se ve afectada y deja de funcionar en su máxima capacidad.

Para revertir este proceso y activarnos a un nivel mayor dentro de los planos sutiles se requiere que hagamos ejercicios de meditación a diario y sobre todo que tengamos la más profunda intención de hacer contacto.

Abrir los canales de clariaudiencia, telepatía y clarividencia es una labor que a cada persona le llevará el tiempo perfecto. Es importante que se comprenda que todos los seres humanos tienen estas capacidades. No son dones, yo diría que son más bien músculos, todos nacemos con ellos y su funcionalidad dependerá de cómo elijamos ejercitarlosHada Alicia Escobar Marciot

¿Cómo estar seguro que los mensajes provienen de los Registros Akáshicos?

Una de las dudas más frecuentes cuando comenzamos a canalizar información de los Registros consiste en si la misma realmente proviene del Ákasha o si es una invención de nuestra mente.  

Considerando que los mensajes que se reciben de los Registros Akáshicos son traducidos a través de nuestra propia base de datos, nuestro intelecto y nuestra personalidad, es muy importante saber diferenciar cuándo la traducción es clara y fehaciente de cuándo está introduciendo su punto de vista en el hecho.

Un punto importante para hacer esta diferenciación consiste en saber que los Maestros, Profesores y Amados siempre aportan explicaciones amorosas y nunca nos juzgan. Nuestros Guías contestan sin rodeos, de forma clara y sus mensajes siempre traen paz y armonía. Si el mensaje que recibimos da miedo, angustia o causa perturbación entonces podemos hacer estas preguntas:

¿Esta información proviene de mis Registros Akáshicos? ¿Esta información proviene de mi ego? ¿Esta información proviene de algún tipo de interferencia? ¿Es correcto que recibo esta información para mi mayor bien divino y el de todos los involucrados?

 También es importante repreguntar, porque esto ayuda a limpiar las interferencias del ego y comprender mejor la respuesta. La verdad es que entre más preguntemos y más explicaciones pidamos más nos darán. 

“Los Registros Akáshicos son nuestros consejeros, responden todo lo que preguntemos y si pedimos que nos lo expliquen de otra forma así lo harán, no se cansan ni se toman personal que digamos que no entendemos”, explica Hada Alicia Escobar Marciot.

¿Todos podemos acceder a los Registros Akáshicos?

Durante mucho tiempo, los Registros Akáshicos fueron dominio de los místicos, los santos y los eruditos. Tanto en oriente como en occidente existieron escuelas de misterios que preparaban a los buscadores para el conocimiento esotérico. Se sabe que la formación que allí se brindaba era rigurosa y estricta.

Pero estamos en una nueva época. La conciencia colectiva de la humanidad ha crecido, evolucionado y madurado; y, durante el proceso, hemos pasado de la dependencia de un «progenitor» espiritual a la independencia y la responsabilidad espiritual. Actualmente, miles de personas mantienen una poderosa relación con los Registros Akáshicos.

A medida que sigamos forjando nuevos senderos dentro y hacia los Registros Akáshicos, cada vez serán más las personas que se sientan atraídas hacia su Luz. En la actualidad, cualquier persona que asuma el compromiso consciente de buscar y difundir la Luz Divina y la sanación puede acceder a este cuerpo de sabiduría, conocimiento y direcciónLinda Howe

Aunque todo el mundo podría beneficiarse de trabajar con los Registros Akáshicos, no todos están preparados para hacerlo en el momento actual de sus vidas e incluso puede que tampoco lo estén en esta encarnación. El interés de trabajar con esta herramienta depende de muchos factores, entre ellos: las creencias de cada persona y de su nivel evolutivo actual.

Aunque es una herramienta que está a disposición de toda la humanidad, no todos ni todas se acercarán a ella, pues simplemente no es su momento, incluso algunas de las personas que sí tengan interés tal vez antes de empezar a trabajar con dicha herramienta necesiten previamente trabajar otras cosas en su vida que les permita tener cierto equilibrio para poder manejar un instrumento tan poderoso como son los Registros AkáshicosSantos Ávila Ruiz

Entradas relacionadas

11 comentarios en «Qué es y cómo hacer una lectura de Registros Akáshicos»

  1. Una noche, de varias, me llevaron a la lectura del Libro de la Vida. Una experiencia fuerte, pues tuve que cruzar un umbral que dejo mi cuerpo muy adolorido. Conocí los patios universales, siendo el de las penitencias el más triste y fuerte emocinalmente. Leyeron mi carta y recién en ese momento supe temas/cosas que han sucedido en los últimos 40 años en que yo he sido el causante de penas de otros.
    Una experiencia muy dura, pero logré regresar a mi lugar terrenal

    Responder
  2. Yo empecé a meditar hace poco sin voz guía, en realidad me conecto muy bien y varias veces he sentido como un tubo que entra desde mi coronilla y baja, otras veces como si alguien oprimiera mi tercer ojo, siento algo en la frente, nunca he intentado preguntar nada, al contrario, lo único que se me ocurre es agradecer por todo lo bueno y lo malo del momento, pensé que estaba meditando, ahora que los leo, me doy cuenta de que a lo mejor estoy ingresando a mis registros akáshikos, cuando termino siempre es con una unión de manos, un námaste una inclinación de cabeza y soplo entre mis dedos. Gracias por compartir.

    Responder
  3. Hola yo leí varios libros y probé de leer mis Registros y fue maravilloso como escuchaba y podía tener conversacion con los Guias. Intente leer los Registros de mis mascotas y también pude hacerlo. Tengo mucha facilidad para tener lecturas. Algún consejo? Muchas gracias y un abrszo

    Responder
  4. Ingrid recuerda que el dinero también es energía, ¿Cómo manejas el dinero en tu vida, que si en una actividad está vinculado el dinero te hace desconfiar? No pido me respondas sino hagas introspección al respecto. Habemos quienes tenemos en esto un oficio, como en cualquier otra actividad o profesión hay que pagar unos honorarios así como también hay charlatanes.

    Responder
    • Hola yo habría nos registros el día martes 15/2/22 pero nunca me dieron diploma ni apuntes eso me tienen totalmente desorientada solo me dijo todos los días te conectas y la verdad no estoy conforme necesitaría ayuda y orientación me siento pérdida sin entender nada de nada . Gracias gracias gracias espero me puedan ayudar un abrazo de luz ✨

      Responder
  5. Hola, yo realice una autoconsulta hace varios años que me encontraba en una situación desesperada y justo así como lo describes, así lo hice, me senté en mi cama, aquiete mi mente comencé mi meditación y justo cuando sentí que el amor me inundaba pregunte y como si fuera magia o algo así, una voz me contesto la respuesta. En ese momento creí que hablaba con mi yo superior o un guía o un ángel o dios, la verdad no tenia idea que hubiese accedido a mis registros. y ahora que leo esto es como si me abrieran los ojos por primera vez. Gracias por explicar y compartir. 💖

    Responder
    • hola, tengo entendido que 6 meses, en caso de querer hacer la misma pregunta, si las preguntas son distintas las veces que creas necesarias. saludos

      Responder
  6. Hola me interesa hacerlo. Pero he consultado y me cobran por las sesiones por eso estoy informandome sola para realizarlo yo sola. Creo en lo espiritual. Pero cuando esta involucrado el dinero me lleva a desconfiar.
    saludos,
    Ingrid

    Responder
    • Hola Ingrid, entiendo tu postura. Las personas que realizamos trabajos espitiruales deben de cobrar porque el dinero es energia que se recibe como merecimiento a un servicio que has realizado, todo en el universo se compone de dar y recibir, si pretender abrir tus registros akashikos para que tus guias te DEN informacion lo minimo que te piden a CAMBIO o que tu DES es armonia contigo misma, asi que lo puedes realizar tu o un facilitador pero cbrar (algo no necesariamente dinero)no esta mal, asi debe de ser

      Responder

Deja un comentario