¿Vivís en una “Resaca Kármica”? Los Registros Akáshicos pueden ayudar

Todos sabemos lo que es una resaca … una consecuencia desagradable de una elección equivocada. Por supuesto, en el momento en que estamos bebiendo, decidimos que esas consecuencias desagradables valdrán la pena y persistimos en esa mala decisión ¿Pero sabemos qué es una “resaca kármica”? ¿Y sabemos que podemos estar viviendo en medio de una de ellas y ni siquiera tener conciencia?

resaka-karmica-registros-akashicos

Pensemos en el siguiente ejemplo: Podríamos elegir mudarnos de ciudad estando involucradas en una relación tóxica. La relación finalmente termina, pero nos quedamos en esa nueva ciudad. Después de todo, tenemos un trabajo allí. Quedarnos es más fácil que movernos, especialmente en medio de una ruptura. De hecho, podemos quedarnos por décadas y terminar viviendo en un lugar que es esencialmente una consecuencia de una mala elección, un ambiente que nunca hubiéramos elegido en ninguna otra circunstancia.

Tal vez hemos elegido una carrera que no expresa nuestros dones y talentos a nivel de Alma. Y a pesar de que no somos demasiado exitosas (después de todo, la abundancia solo puede venir a través de la congruencia con nuestra naturaleza Divina) y odiamos nuestro trabajo hemos trabajado muy duro. Hemos invertido años y años de experiencia en una industria específica que dificulta la transición a una carrera completamente nueva.

¿Valdrá la pena?

Registros Akáshicos y Vidas Pasadas

Al igual que podríamos deslizarnos en un tercer o cuarto vaso de vino a través de la negación o la racionalización, ¡tomamos algunas de nuestras decisiones de vida de la misma manera! Nos decimos que esto es “lo que tenemos que hacer” para obtener lo que queremos y que “al final valdrá la pena”. Por supuesto, si la dirección de vida que hemos elegido para nosotras es incongruente con la naturaleza de nuestra Alma, entonces muchas de las elecciones asociadas serán igualmente incongruentes.

¿El resultado? Terminamos viviendo con las consecuencias de estas elecciones durante años, a veces incluso durante décadas. Aprendemos a tolerar. No queremos “tirar” el tiempo y el esfuerzo que hemos invertido en una carrera, un lugar, una relación, incluso si estos están y siempre han estado desalineados con nuestra Divina autoexpresión.

Por supuesto, limitamos severamente nuestros niveles de abundancia y nuestra oportunidad de expansión espiritual al elegir, día tras día, permanecer en ese trabajo, esa idea de negocios, ese programa de grado, ese círculo social. En definitiva, permanecer en situaciones que nunca fueron una expresión de la naturaleza Divina de nuestra Alma.

Pulsar el botón kármico “deshacer”

Oración del Sendero Linda Howe

Es una buena idea hacer un balance de vez en cuando ¿Cómo, exactamente, terminamos en este lugar? ¿Cómo elegimos nuestro hogar, nuestra carrera, nuestras relaciones, nuestros amigos? ¿Eran estas elecciones las que realmente queríamos tomar? ¿O fueron elecciones que consideramos inevitables como parte de una dirección de vida más grande, una dirección que, en general, no ha creado mucha abundancia para nosotras?

Pulsar el botón kármico “deshacer” no es tan difícil como parece. Lo que tenemos que hacer es tomar nuevas decisiones, y de esa forma, nos encontraremos en un nuevo patrón kármico y en nuevas circunstancias. Y si nuestras nuevas elecciones son más congruentes con nuestra naturaleza Divina, nuestras circunstancias serán más abundantes que antes. Es por eso que es tan importante comprender completamente el Alma, y ​​por qué la Realineación del Alma se enfoca en estudiar el plan energético del Alma.

Hacer algo diferente

Por supuesto, presionar el botón kármico “deshacer” requiere un poco de esfuerzo. Tenemos que HACER algo diferente de lo que estamos acostumbradas. Debemos dejar de lado lo que tenemos para que podamos hacer espacio para algo más abundante y que refleje nuestra naturaleza Divina.

En este camino, es muy útil entender qué opciones crearán qué consecuencias porque, por supuesto, ¡una elección que es “negativa” para una persona es altamente positiva para otra! Es por eso que la Realineación del Alma se enfoca en rastrear patrones kármicos dentro de los Registros Akáshicos.

¡Siempre hay una forma de realinear nuestra experiencia humana con la naturaleza Divina de nuestra Alma!

Una gran pregunta que debemos hacernos es: “Dado todo lo que sé sobre mí ahora, ¿Volvería a tomar la misma decisión hoy?”

Si la respuesta es un rotundo “no”, entonces es hora de corregir el curso. Porque una resaca kármica siempre nos va a impedir la plenitud de nuestra autoexpresión Divina.

Si te gustó este artículo, tal vez te interesen los siguientes:

¿Qué te pareció el artículo? ¿Alguna vez sentiste estar encerrada en una “resaca kármica”? Dejanos un mensaje en la caja de comentarios! 👇

Deja un comentario